jueves, 3 de octubre de 2013

De quererlo a tenerlo: Sony #Publicidad Indoor

Sitio web blog.ididactic.com
Cuando en tu día a día te pones en "piloto automático", puedes pasear, conducir, hacer la compra...y tantas otras actividades, mientras estás pensando en tus cosas. Solo algo fuera del "rompecabezas" habitual puede lograr sacarte de tu ensoñamiento.

Pues bien, eso me pasó a mi el otro día. Cumpliendo así, además, con uno de los objetivos primordiales de la buena publicidad: Despertar algo en el interior del espectador.

Una parte de mi camino, dirección al trabajo, transcurre en el metro. Siempre la misma hora, las mismas caras, la misma línea. Cuando llegué a mi parada, al salir, algo hizo que me detuviese, observara, y decidiera -a pesar de que la gente podía estar mirándome- retroceder y pararme un instante ante la pared -ahora vestida- del andén:



Toda ella estaba cubierta con publicidad integral, al igual que se cubren los vagones del metro o los autobuses que circulan por la ciudad:  Sony y su Virtual Store.
-"Esto ayer no estaba" - Pensé en un primer momento.

Publicidad Indoor
Consiste en adaptar la comunicación para llevar la marca allá donde el cliente está.

Características:
1. Estarás donde tus clientes quieren verte, pudiendo rotar por diferentes escenarios.
2. Te permitirá segmentar tu mensaje por nivel socioeconómico, género, edad, intereses y otros, lo cual permite llegar de una forma más eficaz al público objetivo.
3. Aporta un nivel de recuerdo muy alto, ya que es original y además no permite al espectador "cambiar el canal" (tal y como ocurre en medios convencionales).
4. Posibilidad de ofrecer promociones y muestras de productos en los soportes publicitarios.

Tesco se dio a la tarea de convertir al metro de Seúl en un gran supermercado virtual, en donde las personas podían aprovechar para hacer su compra, utilizando el mismo sistema que me llamó la atención de Sony: los productos tienen código QR, así que los clientes pueden comprar a través de sus smartphones; una vez escaneado el código del artículo, éste va automáticamente al carrito virtual. Terminada la compra, se envía al cliente a lo largo de ese mismo día.


En fin, en mis tiempos ("La becaria de publicidad que se convirtió en princesa de lo SocialMedia") nos limitábamos a contratar los circuitos de publicidad exterior...si, si, así llamábamos también a los circuitos de soportes publicitarios -que no mobiliario urbano-, que se encontraban en metros y parkings,  solicitando al estudio de diseño que nos preparara un arte final para la creatividad de la "valla" que, normalmente, solía ser una adaptación del tono general de la campaña en prensa, revistas o incluso en TV.

No había códigos QR, tampoco smartphones, no nos planteábamos carrito de compra en un soporte del metro, a pie de andén.

La Publicidad, como todo, evoluciona. No se deja comer terreno por los veloces avances de la web 3.0 y el Marketing OnLine, bueno, al menos no todo el terreno. Tiene su nicho a pie de calle.

Y es que el Consumidor/Usuario, algunas veces (pocas), puede que no esté sentado frente la pantalla de un ordenador.
¡Hasta pronto!