viernes, 21 de febrero de 2014

Personaliza tu #mensaje, no vendas molinos a través de farolas

Madrid, Pº de la Castellana, 15.00h.
El señor que se acerca a la farola, justo a mi lado, y coloca el siguiente cartel.
No es que vaya cámara en ristre apuntando todo lo que se menea para el #Instagram, pero no pude evitar tomar la foto:

Publicidad, venta

Lo primero que pensé fue que no "llevaba suelto en el bolsillo en ese momento para comprarme un molino" y lo segundo fue plantearme si el medio usado (la farola) sería el más adecuado para que, entre todas aquellas posibles personas, es decir la audiencia,  que impactaran con el mensaje, diseñado con formato tipo "piso para compartir" o "me ofrezco como cuidadora", se encontrase el posible comprador que el dueño del molino buscaba.

Imagino yo otros canales de comunicación mucho más efectivos para cumplir con el objetivo.

Es fundamental seleccionar el medio adecuado para transmitir tu mensaje, tan importante como adecuar el mensaje a los medios (soporte, canal) seleccionados. 

A pesar de ser algo tan básico, es un error que se comete continuamente.

Estrategia, Marketing, Publicidad

En mis tiempos de agencia de publicidad, "se mataban las moscas a cañonazos", o eso decíamos cuando un cliente, a toda costa, quería utilizar la TV como medio estrella en su campaña.

La tele, reina de los mass media, no siempre era efectiva, ya que depende del producto o del público al que se dirija. La importante inversión económica que suponía el coste de una campaña en televisión podía desequilibrar el presupuesto asignado y acabar con unos resultados funestos.

En la era actual, en el #MomentazoRedesSociales, tenemos un amplio abanico de posibilidades: 

- A través de Internet y las Redes Sociales podemos segmentar al máximo, es decir, vamos a encontrar para nuestro PRODUCTO = su MERCADO, para cada SERVICIO = su CONSUMIDOR/USUARIO.

- Eso nos permite personalizar al máximo, tanto en el diseño del mensaje, como en su contenido.


Sitio web MerkadeoG2
"Segmentar para Personalizar"

Por tanto, se me plantean las siguientes dudas en nuestra estrategia de RRSS:
1) ¿Es recomendable automatizar a toda costa?

En este punto, todos tenemos una opinión en base, sobre todo, a la experiencia personal y profesional de cada uno. Yo me quedo con las palabras de Javier Baños: "Ser social es algo más serio. De entrada, no es algo automático. En Redes Sociales se persigue el ‘engagement’, conectar con el usuario en la esfera emocional."
Te recomiendo su artículo "¿Es ‘SOCIAL’ automatizar a diestro y siniestro?", no te dejará indiferente.

2) ¿Es conveniente ser activo en todas las RRSS que tienes a tu alcance?

Lo que necesitamos es planificar y seleccionar la red social que más se adecúe a nuestro público objetivo: "Encontrar el equilibrio entre la innovación y rentabilidad no es siempre fácil".

Silvia Cobo, en su artículo "¿Es necesario estar en todas las redes sociales?", nos facilita las 8 preguntas básicas que nos debemos hacer antes de planificar las redes de nuestra campaña.

1. ¿Está mi audiencia ahí?
2. ¿Soluciona algún problema específico de mi comunidad?
3. ¿Es más fácil que la audiencia comparta y difunda nuestro contenido?
4. ¿Cuánto esfuerzo le tengo que dedicar para que me dé resultados?
5. ¿Me ayudará a alcanzar a nuevas audiencias?
6. ¿Me ayuda a alcanzar mis objetivos?
7. ¿Puedo medir los resultados?
8. ¿Sabré, cuando no obtenga los resultados esperados, retirarme y dedicarme a cosa?

Mi conclusión: Personalicemos, señores, es mucho más efectivo y creativo. Claro que, el trabajo requiere un mayor esfuerzo, pero el resultado es mucho más agradecido.

¡Hasta pronto!